Maximino Zumalave

Director asociado

Director y pianista compostelano, se formó musicalmente en Santiago, Madrid, Viena y Stuttgart. Fue discípulo de Ángel Brage, Rosa Sabater, Guillermo González, John Elliot Gardiner y Helmuth Rilling. Fundador y director del Coro Universitario de Santiago y del Collegium Compostellanum, principal director invitado de la Orquesta Sinfónica de Galicia (1992 - 1995) y director asociado de la Real Filharmonía de Galicia, formación de la que fue fundador. Director asociado de la Escuela de Altos Estudios Musicales de Galicia y profesor de Sinfonismo en los Cursos Universitarios Internacionales de Música en Compostela. Con Maximino Zumalave actuaron solistas como J. Achúcarro, T. Barto, M. Bayo, E. Bitetti, R. Buchbinder, R. Castromil, A. Ciccolini, J. Colom, V. Gens, V. Georghiu, W. Holzmair, las hermanas Labèque, N. Lahusen, A. de Larrocha, A. León Ara, Ch. Margiono, A. Nafé, M. Orán, A. Rolfe Jonson, G. Sandor, J. Soriano, I. Vermillion y F.P. Zimmermann, entre otros. Frecuente y muy especial es su colaboración con Teresa Berganza en diferentes países de Europa.


Dirigió importantes formaciones tanto extranjeras como españolas, como la Orquesta de Cámara de Stuttgart, The English Chamber Orchestra, la Sinfónica de Praga, la Orquesta de la Ópera Nacional de Sofía, Nacional de Lille, Sinfónica de Odense, Sinfónica de Porto, The Brabants Orchester (Eindhoven), Orkest van het Oosten (Enschede), English Baroque Soloist, Bach Collegium, Nacional de España, Sinfónica de Madrid, Ciudad de Barcelona, Sinfónica de Tenerife o la Orquesta Ciudad de Granada, entre otras.


Fue invitado a participar en jurados y presidir importantes certámenes y premios internacionales.


Maximino Zumalave dirigió estrenos absolutos de obras de Bernaola, Castillo, García Abril, Groba, Marco, Mestres Quadreny, Villa Rojo, cuidando especialmente las primeras audiciones de nuevos compositores gallegos como Alonso, Balboa, Buíde, Durán, Macías, Paz, Pereiro, Vázquez o Viaño. Su compromiso con la cultura de Galicia trasciende más allá de la música: Torrente Ballester le envía una obra «lamentando que no pueda ser una sinfonía» y la poetisa Eva Veiga escribe:

…Maximino, 

que coas súas mans do silencio

arrinca

a máis pura poesía, 

no espacio fuxidía

no corazón eterna. 

 

Es licenciado en Ciencias Biológicas, en la especialidad de Biología Marina.


En febrero de 1995 fue elegido académico de número de la Real Academia Gallega de Bellas Artes Nuestra Señora del Rosario y, desde 2010, es miembro del Plenario y coordinador de la Sección de Música y Artes Escénicas del Consello da Cultura Galega. En junio de 2008 el Consello de la Xunta de Galicia le concedió la Medalla Castelao y en 2016 recibió el Premio da Cultura Galega.