La RFG cierra el “X Ciclo de Música Religiosa de Barcia de Mera” (Covelo - Pontevedra)

Miércoles, 19 Septiembre, 2018

La Real Filharmonía de Galicia participa el sábado 22 de septiembre en el “X Ciclo de Música Religiosa de Barcia de Mera”, en el ayuntamiento pontevedrés de Covelo. El concierto, que comenzará a las 20:30 horas, se celebrará en la iglesia barroca de la parroquia de San Martiño y servirá para ponerle el broche final a esta edición del ciclo de música clásica, que se iniciaba el pasado mes de abril con el apoyo de la Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria. La batuta la llevará el director titular y artístico de la RFG, Paul Daniel.

 

Obras clásicas y románticas muy populares

 

El público asistente a esta cita podrá escuchar una selección de obras clásicas y románticas muy populares. El concierto comenzará con la obertura de Las bodas de Fígaro de Mozart (1756-1791), una ópera bufa estrenada en 1786 dirigida por el propio compositor. Está considerada como una de las mejores creaciones de Mozart y una de las óperas más importantes de la historia de la música. A pesar de haber recibido muchas críticas en su época, logró grandes éxitos en sus representaciones. La trama se desarrolla en Sevilla, durante la segunda mitad del siglo XVIII, y a través de ella se critica el orden social del momento.

 

La orquesta interpretará además la Serenata en mi menor de Edward Elgar (1857-1934), la primera de las composiciones con la que el autor se confesó satisfecho. Se la dedicó a su mujer con motivo de su aniversario de boda.

 

A continuación los músicos acercarán al público las Danzas rumanas de Béla Bartók (1881-1945). Esta obra muestra el encanto de la música tradicional de la Europa del Este. Son un total de seis danzas folclóricas originarias de diferentes lugares de Rumanía.

 

El concierto concluirá con varios fragmentos de El sueño de una noche de verano de Felix Mendelssohn (1809-1847), basada en la pieza de teatro homónima de William Shakespeare. Cuando el compositor entra en contacto con la obra del dramaturgo inglés, a los 17 años de edad, queda tan impresionado que decidió ponerle música a esta comedia romántica.