El maestro Pierre Bleuse debuta en España con la Real Filharmonía de Galicia

Lunes, 5 Febrero, 2018

La Real Filharmonía de Galicia ofrece dos conciertos esta semana. El primero será el jueves 8 en Santiago, a las 20:30 horas, en el marco de su temporada de abono. El viernes la orquesta se desplazará a Ferrol, donde tocará en el Teatro Jofre de la ciudad, también a las 20:30 horas, dentro de la programación de la Sociedad Filarmónica Ferrolana.

 

En ambas actuaciones llevará la batuta el maestro francés Pierre Bleuse, que dirige por primera vez en España, debutando con la RFG. Es un director muy reconocido en su país y con una dilatada trayectoria internacional por Europa, Estados Unidos y Asia. Mantiene una relación artística permanente con la Orquesta Nacional del Capitolio de Toulouse y con la Orquesta Nacional de Burdeos-Aquitania. Desde el año 2014 es director de la joven Orquesta de la Fundación Animato (Suiza). Estudió dirección orquestal en Finlandia y en Suiza y, como violinista, ganó el primer premio del Conservatorio Nacional de París.

 

En estos conciertos se contará además con la colaboración como concertino de Teimuraz Janikashvili, principal violinista de la Orquestra Simfònica del Vallès.

 

Obras de Roussel, Honegger y Beethoven

 

Los conciertos de Santiago y Ferrol comenzarán con el Concierto para pequeña orquesta de Albert Roussel (1869-1937), una de las principales figuras de la música francesa de la primera mitad del siglo XX.

 

A continuación el público tendrá la oportunidad de disfrutar con la Pastoral de verano de Arthur Honegger (1892-1955). Se trata de un poema sinfónico, inspirado en el verano que el autor pasó en los Alpes suizos. En esta idílica composición podemos distinguir, en su lírica obertura, el canto del pájaro en el sonido de la flauta y del clarinete, fragmentos de marcados ritmos populares, junto a una constante expresión de sentimientos que recuerda el espíritu de la Sinfonía Pastoral de Beethoven.

 

Y los conciertos concluirán precisamente con la Sinfonía nº 6 de Beethoven (1770-1827), más conocida como “Pastoral” y que el compositor subtituló como “Recuerdos de la vida campestre”. Era un gran amante de la naturaleza y esta obra contiene algunos de los pasajes más hermosos del músico, convirtiéndose con el paso del tiempo en una de las obras centrales del repertorio sinfónico. Relata desde los apacibles sentimientos que produce la contemplación del campo hasta la violencia de las tempestades, después de las cuales regresa de nuevo la paz y la felicidad.